LA MAGIA DEL FUEGO

Share on facebook
Share on whatsapp

«El fuego contiene  pasión, entusiasmo, deseo; es calor y luz…»

El dominio del fuego es el acto, en la trayectoria evolutiva histórica del hombre, que representa su paso de animal a humano; el fuego representa la luz y la inteligencia que la sigue, la magia del fuego es la chispa de la pasión y de la iniciativa que nos aportará el valor y la pasión para destruir lo viejo y seguir adelante con lo nuevo. La falta de fuego no deteriora la habilidad básica de la persona para sobrevivir, pero sí perjudica la capacidad para disfrutar de la vida. El fuego en exceso es peligroso, destruyendo y arrasando, pero en carencia es una desgracia, eliminando o parando la acción y el entusiasmo por la vida.

Las correspondencias con el Elemento Fuego es el color rojo y su punto cardinal el sur. Hay diversas formas de actuar mágicamente con el elemento Fuego.

Las hogueras, en el exterior, y la chimenea, en el interior, en general, implican quemar algo, puede ser una hierba, flores, trozo de papel con palabras escritas. Lo que se quema representa aquello de lo que queremos librarnos, también se puede utilizar como método de proscripción y para ver, a través de las llamas, visiones o acontecimientos futuros en el movimiento de las llamas. Los dos métodos, tanto interior, como exterior se pueden ejecutar dentro de un circulo.

Las velas es otro método útil, fácil y muy conocido, que puede practicarse en cualquier parte y momento. Desde muy antiguo las velas se han utilizado como elementos potentes en rituales mágicos, ceremonias religiosas, etc. Se debe elegir las velas con el color necesario y adecuado al propósito para el que se encienden, y acompañadas, siempre, de la pronunciación de las palabras adecuadas al conjuro que declare dicho propósito. Son versátiles y hermosas, se presta bien para afrontar cualquier problema de salud, amor, amistades, esfuerzos, creatividad.

El Sol es como un fuego mágico y activo que nos ayuda en todo lo relacionado con los nuevos comienzos, el trabajo, el amor y la salud.

Ritual con la Magia Solar

Es un ritual muy sencillo, pero no por eso menos intenso y profundo,  conlleva pocos preparativos, tampoco necesitamos utensilios o símbolos y cualquiera puede llevarlo a cabo.

Debe realizarse en una mañana anterior a una noche de luna llena. Hay que empezar  la salida del sol, la noche anterior habremos preparado una infusión con Heno Griego (conocida también como Alholva o Fenogreco), esta planta tiene propiedades digestivas y fortificantes para el organismo, junto con la piel de la primera fruta de temporada que hayas comido y que habrás guardado en su momento, secándose, a la espera de este ritual.

El Heno Griego se utilizaba, en el antiguo Egipto, por los sacerdotes como hierba poderosa en las celebraciones religiosas. También se utilizó en la antigua Mesopotamia como planta para el amor y ofrenda a la diosa Astarté. En la antigua Grecia se la consideraba la mejor cura para la debilidad física o mental. La primera fruta de la estación contiene los principios de una vida renovada y rejuvenecida.

Mientras se está bebiendo la pócima y recibiendo sobre la cara los primeros rayos del sol se pronuncian las siguientes palabras:

» Me elevo contigo Sol y brindo por ti. Tu fortaleza y belleza despiertan en mí y por siempre mías son»

Es un ritual muy beneficioso para después de una enfermedad, convalecencia o periodo de cansancio. Si el día ha salido nublado no se puede efectuar, habrá que esperar a las mañanas siguientes en las que el Rey Sol haga su aparición.