IMBOLC y la diosa BRIGIT

Share on facebook
Share on whatsapp

Es el primer festival de fuego del año y se celebra a mediados de invierno. En Imbolc los rayos del Sol de Febrero empiezan a iluminar el oscuro invierno convirtiéndose en un anticipo de la primavera. Los hielos comienzan a descongelarse, y la flora y fauna vuelven a la vida, después de haber estado dormidos durante el invierno. Se celebra entre el 1 y el 2 de Febrero, que en el calendario Cristiano se corresponde con la Candelaria. Época en la que se venera a la mujer, puesto que representa la transformación de la vieja bruja de invierno en la doncella de primavera. Una época en la que los hombres aprendían de las mujeres y, por consiguiente, establecían contacto con su parte femenina.

Esta época tiene lugar seis semanas después de Yule y seis semanas antes de Ostara, el Equinoccio de Primavera. Aunque la fecha exacta suele oscilar entre el 31 de enero y el 2 de febrero, se celebra habitualmente en la víspera de este segundo día.  La festividad de Imbolc, también conocida como Oimelc, Imbolic Lapercus (Strega), Brigantia (Caledonni), La Candelaria, Festival de las Luces, o Lá Fhéile Bríde, Día de Brígida, Candelaria (México).

Todas las Diosas Vírgenes y Doncellas son honradas en ese tiempo. Otra celebración reconocida es el festival de la oveja lactante (se celebra el 2 de febrero). Es el momento ideal para la Bendición de las semillas y para la consagración de herramientas para la agricultura. Marca el punto central de la oscuridad la mitad del año. Es el festival de la Doncella, desde este día hasta el 21 de marzo, es su estación para prepararse para el crecimiento y la renovación.

El mes de febrero, que coincide con el punto medio del periodo conocido como Faoilleach (Mes del Lobo) o también como a’ marbh mhiós (tiempo de los muertos), es un mes frío y oscuro, duro como pocos. Pero a pesar de ello, en él pueden verse pequeños signos de que una incipiente vida comienza a germinar en la tierra.                                                                                                                                                                                                                           La luz comienza a aumentar perceptiblemente. La tierra está tornándose fértil y dispuesta para un nuevo crecimiento, y con ella, estamos preparándonos para la primavera y nuestro renacimiento espiritual después del trabajo interior del invierno. La Diosa dio nacimiento al Dios en el solsticio de invierno, y mientras la fuerza crece en Imboloc, ella se prepara para el ciclo de la vida, muerte y renacimiento para empezar todo, una vez más.

Algunos temas para Imbolc son la fertilidad, el fuego, la purificación e iniciación o el renacimiento espiritual. Si vives en el hemisferio norte, la idea de que esta es una fiesta de fertilidad puede parecer un poco forzada para ti, pero si vives en un clima moderado, los retoños en los árboles en esta época del año podrían servirte de recordatorio. Tal vez es mejor pensar en esto como la posibilidad de fertilidad; el momento en que la tierra deja de estar sin vida y empieza a despertar. En algunas áreas, este es el primer día para arar para la preparación de la primera plantación de la cosecha. Comencemos a plantar nuestras semillas……

Cursos online